VIRGEN DE LORETO

Advocación de Loreto
Soledad de María
Veneración en Jerez
Imagen de Loreto
Imágenes
Versos a Loreto

 

Resolución 1024 x 768

 

 

LA VENERACIÓN DE LA VIRGEN DE LORETO EN JEREZ

Muy pronto, desde aquel 10 de Diciembre de 1294 en que la Santa Casa de Nazaret fuese trasladada milagrosamente a Italia, se extendió la devoción a la Virgen de Loreto por todo el mundo. En España, tierra mariana por excelencia, se fueron proliferando las imágenes de la Virgen Lauretana, son afamados los monasterios de Loreto de Tarragona y Espartinas en la provincia de Sevilla, parroquias, ermitas, colegios, hospitales, cofradías, etc. divulgan por todo el territorio nacional la devoción a la Madre de Dios con esta antiquísima advocación.

No tardó mucho tiempo en llegar la devoción a la Virgen de Loreto a Jerez, desde tiempo inmemorial, en el corazón del Jerez antiguo, en pleno barrio de San Mateo, lindando con la muralla, existía una calle, hoy tapiada, en la cual se veneraba en una hornacina a una imagen chiquita de la Madre de Dios que los vecinos conocían como la Virgen de Loreto. El historiador y archivero municipal Agustín Muñoz nos dice sobre de esta calle que fue el 19 de Noviembre de 1859 cuando el Excmo. Ayuntamiento de la ciudad acuerda ponerle este nombre, en atención a no tener rótulo oficial y sí el vulgar de Loreto. La calle estaba situada entre la de Alcaidesa y Cordobeses, en la actualidad, aunque cerrada, se puede comprobar perfectamente su trazado. La Hermandad de Loreto, en 1995, con ocasión del séptimo centenario lauretano solicitó a la Alcaldía de Jerez la reposición de tan significativo rótulo, contestándose por parte del Ayuntamiento que dicha zona estaba en estudio de rehabilitación, motivo por el cual se postergó su reposición.

El padre Miguel Barbero O. C. al hablar sobre el origen de la Virgen del Carmen de Jerez y su Basílica nos dice que, en lugar que hoy se levanta el templo carmelita, existía  una capilla bajo el título de Ntra. Sra. de Loreto, situada, en la collación de San Dionisio junto al edificio de la Pescadería Vieja, donde solían oír Misa los pescadores. La Pescadería vieja fue cerrada en 1566 y trasladada al lugar que hoy se llama “Pescadería Vieja”, utilizada  actualmente para sala de exposiciones y anterior sede de la Academia de San Dionisio.

El 21 de Julio de 1600 se traslada la Virgen del Carmen desde la casa de Rodrigo de Paz, en donde se encontraba provisionalmente tras tener que abandonar, urgentemente, los carmelitas su convento de San Benito para convertirlo en hospital, a la capilla de la Virgen de Loreto, una vez cedida por el Corregidor de la ciudad. A partir de la mencionada fecha las advocaciones del Carmen y Loreto se unen en aquella capilla que fue ampliada y transformada para recibir a los numerosos devotos. A principios del siglo XVIII, al amenazar ruina la Capilla de Nuestra Señora de Loreto, fue totalmente derribada y en su lugar se levantó la bellísima iglesia del Carmen que hoy conocemos.

Se desconoce cual sería el destino de la imagen titular de la capilla, aunque sí sabemos que fue de gran devoción entre pescadores que incluso se agruparon en hermandad. En la capilla de Loreto estuvo, también, establecida la Hermandad profesional de los Santos Mártires Crispín y Crispiniano, de artistas zapateros aprobada el 24 de Mayo de 1603.

El padre Miguel Barbero nos cuenta con respecto a esta Hermandad que solemnizaban anualmente a sus titulares “con grandiosa función en su día, y sermón, el día del Corpus la Hermandad asistía a esta procesión con el paso en el que iba Ntra. Sra. de Loreto y los dichos santos mártires. En la dominica in Albis se reunía la Hermandad y hacía sus elecciones” y en Semana Santa, al parecer, realizaban estación de penitencia.

En el siglo XVII residió, provisionalmente, en esta capilla de Loreto, ya como residencia carmelita, la Hermandad del Mayor Dolor.

Con el derribo de su capilla la devoción a la Virgen de Loreto en Jerez decae, a partir del siglo XVIII, en un periodo de postergación que, resurge tras la guerra civil española con la llegada de los aviadores a nuestra ciudad.

En los primeros años de la posguerra se establece en la cercanía de la ciudad el aeródromo militar “Carlos Haya” que luego pasará a denominarse “Base Aérea de Jerez”, en aquellos terrenos, conocidos como “La Parra” se levantó una capilla castrense dedicada a la patrona de los aviadores: La Virgen de Loreto. La capilla, aún existente junto al aeropuerto, la presidía una copia de la Virgen italiana, al marcharse los militares en 1993 la capilla fue cerrada al culto y la imagen trasladada a la parroquia jerezana de San Joaquín, en el año 2000 fue reabierta del nuevo al culto.

Con la llegada de los aviadores, de nuevo, se hace presente la devoción a la Virgen de Loreto en Jerez, principalmente por la solemnidad e importancia que los caballeros del aire le dan la festividad de su patrona cada 10 de Diciembre. Un resurgimiento que tendrá su cenit definitivo con la creación, de la Hermandad de Loreto en 1951 y su erección canónica tres años después.

Casi paralelamente a la llegada a Jerez de los militares de aviación, se construye en la zona de “La Plata”, bajo la dirección del arquitecto Fernando de la Cuadra, la barriada José Antonio Girón. Al adquirir el Ejército del Aire varias viviendas, en dicha barriada, para militares el Ayuntamiento acuerda dedicar una de sus plazas a la Madre de Loreto.

En el plano urbanístico el desarrollo de Jerez, en esta época, es importante. Así, a principios de los cincuenta, impulsada por la junta de fomento del hogar, una nueva barriada viene a paliar la necesidad de viviendas sociales. Con ocasión de la proclamación del dogma y la inauguración del monumento de la antigua plaza de Escribanos se le da el nombre de “La Asunción” a la nueva barriada y se rotulan sus calles con las advocaciones marianas de nuestra ciudad. El nombre de la Virgen de Loreto vuelve a aparecer en el callejero jerezano.

Es digno, por tanto, destacar el hecho significativo de ser Jerez de la Frontera de las ciudades del mundo que más vías urbanas tiene dedicadas a la Virgen de Loreto, en proporción a su extensión.

Con la fundación en Jerez, hace cincuenta años, de la Venerable Hermandad y Cofradía de nazarenos de la Santa Cruz en el Monte Calvario y Nuestra Señora de Loreto en su Soledad, la devoción lauretana sigue estando muy presente en esta mariana ciudad. En sus cerca de trescientos hermanos, en sus incalculables devotos, en aquellos aviadores que un día decidieron quedarse en esta privilegiada tierra, en las jerezanas que llevan su nombre por bandera, en tantos como pasaron por las viejas instalaciones de la Parra para cumplir su servicio con la Patria, y en cada Viernes Santo cuando la conmovedora soledad de María inunda de aromas penitenciales nuestras calles escoltada por cuatro arcángeles de plata que nos evocan la milagrosa traslación de la Santa Casa de Nazaret. En todo ello se plasma la devoción ancestral que esta ciudad tiene hacia la Madre de Dios en sus siete veces centenaria advocación de Loreto.

 

 

Establecida canónicamente en la Parroquia del Apóstol S. Pedro, sita. en la c/ Antona de Dios, nº 2 de Jerez de la Fra., Cádiz. Fecha de creación: 12/6/97.