VIRGEN DE LORETO

Advocación de Loreto
Soledad de María
Veneración en Jerez
Imagen de Loreto
Imágenes
Versos a Loreto

 

Resolución 1024 x 768

 

 

EL MISTERIO DE LA SOLEDAD DE MARÍA

Sobre el paso se representa el momento pasional de la soledad de María tras ser llevado el cuerpo de su hijo Jesucristo hacia el sepulcro. Independientemente de la Madre dolorosa, cuyo pormenorizado estudio ya hemos realizado, una serie de elementos, patrimonio de la Hermandad, vienen a dar autentico realismo a la escena de la Pasión que se muestra al pueblo, a esa catequesis itinerante que es la Cofradía en la calle.

El profesor de la Universidad de Sevilla Juan Miguel González Gómez sobre  el misterio de la Soledad de la Virgen, dice en el libro “Las cofradías de Sevilla en el siglo de las crisis” la siguiente consideración.”La Soledad de María, en todas las épocas, ha conmovido profundamente la inspiración de los artistas. Desde las primeras representaciones del Speculum humanae salvationis, de época medieval, pasando por las desgarradoras expresiones del arte hispano-flamenco, hasta la elocuente imaginería policromada del siglo áureo español, la iconografía del tema se ha ido definiendo progresivamente. La soledad de María se ha ido configurando primero como Virgen llorosa, rodeada de los gozos y sufrimientos de Cristo, luego acompañada de Juan, y por último, sola al pie de la cruz.

El modelo iconográfico sevillano gusta representar a la Virgen de la Soledad, de pie, ante la cruz arbórea con las escaleras y el sudario pendiente del patíbulum.”

Cuando en 1951 el Vicario General del Arzobispado de Sevilla, aprueba la organización de la Cofradía, una idea tenían clara los hermanos fundadores, el misterio a representar era el impresionante momento de la soledad de María, en el instante posterior a que Cristo fuese descendido de la cruz y llevado hacia el sepulcro.

Ese instante de la vida de María tan doloroso como conmovedor, adquiriría toda su dimensión evangelizadora cuanto más se supiese plasmar, con auténtico realismo, ese pasaje de la Pasión en el que María adquiere toda su grandeza corredentora.

En esa búsqueda de dar un mayor realismo al misterio de la Soledad de María y conseguir, con ello, su auténtica misión catequizadora, la Hermandad, desde sus comienzos ha intentado ir dotando al misterio de distintos elementos que fueran ofreciendo, con claridad, esa pretendida veracidad histórica.

Así, en los primeros años, la Virgen de Loreto llevaba en sus manos la corona de espinas y se asentaba sobre un abrupto monte, hecho a base de cortezas de corcho y flores, tanto cultivadas como silvestres, posteriormente el monte es configurado solo con apiñados claveles. El nuevo paso estrenado en 1981, por su altura, no permitía monte, por lo que las flores sólo se colocaban a base de pompones, con un centro al pie de la cruz. La corona de espinas se dejó de colocar porque, con el movimiento, arañaba los dedos de la imagen. Hoy, en sus manos, porta la reliquia del Lignum Crucis. Las flores en la actualidad se presentan con un friso sobre la canastilla.

La Soledad de María esa de la que dicen los viejos textos “Ahí la tienes cristiano, sola con su pena juxta crucem lacrimosa, porque nunca se le borrará ya de la mente la estampa tremebunda de Jesús en cruz. Ayer aun tenía a su Hijo, siquiera clavado; hoy ni eso. Sus manos en actitud resignada y su rostro surcado por amarguísimas lágrimas y un puñal del todo inmaterial destroza su alma atribulada. Conserva, sin embargo, muy hincado en el corazón un gratísimo consuelo: la esperanza de verle resucitado” cobra en el misterio de la Hermandad de Loreto toda la verdad de tan trascendental momento.

 

 

Establecida canónicamente en la Parroquia del Apóstol S. Pedro, sita. en la c/ Antona de Dios, nº 2 de Jerez de la Fra., Cádiz. Fecha de creación: 12/6/97.